phpThumb_generated_thumbnail

Es muy sabido dentro de las leyendas urbanas que el celular o las ondas de wifi pueden producir cáncer por su constante uso y proximidad a nosotros. ¿pero es esto realmente cierto? Según la OMS incluye a las ondas electromagnéticas en el grupo 2B de la clasificación de elementos cancerígenos. Dicha categoría engloba todos aquellos elementos que son posiblemente cancerígenos, pero sin afirmar ni concluir, debido a la falta de evidencias científicas que lo atestigüen.


La OMS incluye al WiFi dentro de la misma categoría de «posible cancerígeno» que el café, la naftalina o el aloe vera


En el pasado también se creía que el uso del celular estaba relacionado con el cáncer o tumores cerebrales, pero a menudo se trata de estudios deficientes que desafortunadamente son utilizados como premisa para artículos sensacionalistas.

Anuncios