Es bien cierto que en esta generación de consolas las remasterizaciones han sido el pan de cada día, y aunque, tenemos excelentes trabajos como la trilogía de Crash o el Shadow of the Colossus, hay otras que no llegan a cumplir, y una de ellas es la de Assasin´s Creed Rogue, una de esas que nadie pidió pero, que aún así llegó.

Siendo aventura bastante entretenida y completa que nos pone en la piel Shay Patrick Cormac, contándonos su paso de los Asesinos al lado oscuro de los Templarios, dejándo en  claro que la línea que separa a los dos bandos es muy fina y explícita.

Con una campaña no muy larga -unas 10 horas aprox-, pero con un montón de contenido extra, esta aventura nos lleva de nuevo a Norteamérica, al año 1751, para recorrer unos bellos parajes naturales en la frontera nativa americana, en el océano Atlántico Norte así como a las calles de Nueva York, tanto a pie como a bordo de un barco, como tanto había gustado en Black Flag, con sus espectaculares batallas navales.

Tras su lanzamiento en 2015 ahora le toca a PS4 y XBOX One, por medio de una remasterización que se limita a mejorar únicamente la resolución del juego. Esta podría ser la oportunidad para que todos aquellos que no lo jugaron en su momento lo hagan esta vez.

 

Anuncios