Entonces…¿Cuál es el incentivo?

Es común ver que en el lanzamiento de una consola, a esta siempre le acompañe un juego exclusivo que solo podría jugarse en la misma. Lo hemos visto en Nintendo con sus Mario o Zelda, a Sony con sus Killzone y a Microsoft con sus Halo. Y es que son esos juegos que dices si lo quiero jugar tengo que conseguir esa consola si o si!

Para esta nueva generación Sony contará con Demon’s Souls y Sackboy: A Big Adventure, mientras que en Microsoft se quedan sin exclusivos ya que Halo: Infinite ha tenido problemas de desarrollo dejando su salida para finales del 2021, sin embargo, reciente declaración por parte del jefe de la división de Xbox, me refiero al bueno de Phil Spencer, ha causado cierto revuelo entre la comunidad de jugadores.

Y es que comentó que no se requiere contar con un gran exclusivo dado que las reservas de Xbox se vendieron en horas. Pero eso deja abierta la discusión de si se requiere contar con un exclusivo para darle ese incentivo a la compra de nuestra nueva y flamante consola.

¿Y esto es cierto?

Vámonos por partes. Primero, es claro que en Microsoft han dejado de lado los exclusivos y no porque no tengan los estudios para crearlos, ya que si bien sabemos, tienen un buen tiempo comprando compañías y así formar toda una red de estudios first party, pero, la estrategia de Microsoft ya no es la de vender mas consolas, sino centrarse más en el servicio que ofrecen (game pass).

Claro, eso no quiere decir que la venta de consolas no es importante, pero si estuvieran con la misma idea como en Sony, jamás habrían abierto sus puertas para compartir sus ip’s con la PC. Por algo también menciona que el éxito de esta nueva generación se verá reflejado en la oferta y no en la demanda. Traducido a ofrecer juegos que generen dinero más allá de la consola Xbox llegando a otros ecosistemas como el PC y por que no nuevamente al Nintendo Switch (Cup Head y Ori).

Segundo, un buen exclusivo siempre será ese as bajo la manga que te permita tener una venta saludable en tus consolas, sino pregúntenle a Nintendo, que para jugar a Mario o Zelda se requiere de conseguir sus consolas. Pienso que a Phil Spencer no le quedó más que defender que de momento no contaron con el juego estrella que sería “Halo: Infinite” debido a los problemas de desarrollo por los que está pasando.

Y mira que tampoco se ve que le moleste la idea, pues menciona que le interesaba más para las navidades del 2021, no obstante como jugador, me habría gustado comprar una consola nueva y así estrenar un juego que solo se pueda disfrutar en la misma y no sentir solo como esa actualización que le haces a un PC y dices: mira, ahora ya puedo levantar todo en ultra!

Veredicto

Un exclusivo siempre será ese juego a lo que le apuestas todo para formar parte del catalogo VIP de tu consola, y que en Microsoft no se hayan preparado con uno para el lanzamiento de su nueva Series X/S es una verdadera pena. Lo siento, aquí no hay nada que defender.