Final inesperado.

En esta ocasión de “Mejores momentos en los videojuegos” recordamos la épica escena de “Call of Duty 4: Modern Warfare” con la que Activision e Infinity Ward nos dejaban boquiabiertos con el final de la misión “Shock and Awe” en la que somos testigos de una explosión nuclear que termina destruyendo la ciudad de Basra junto a 30 mil soldados y equipos restantes de la OpFor, además del sargento Paul Jackson quien es manejado por nosotros el jugador.

Shock and Awe, Explosión Nuclear

fuente

Justo cuando creíamos que ya habíamos librado la misión la sorpresa se da en el horizonte donde alcanzamos a ver el fulminante destello de la explosión, para luego ser alcanzados por la poderosa onda expansiva que termina arrasando con todo a su paso. Minutos mas tarde, despertamos ne medio de un helicóptero destruido y una ciudad en la que impera la destrucción y las llamas. Todo esto para ser testigos de la explosión que yace a lo lejos, la muerte de nuestros amigos y finalmente la nuestra.


De locura en su momento cuando lo vivimos por vez primera, e incluso en estos días revivir la escena hace que sientas la piel chinita por todo el acto que se vive dentro de ella.