Retrocompatible, raytracing y 120fps.

A finales de este año, tendremos la llegada de la nueva generación de consolas. Por parte de Sony la Playstation 5 y por parte de Microsoft, la Xbox Series X, consola de la que hablaremos en este post, el cuál ya sabemos con detalles gracias a Microsoft, cuál es el hardware que se esconde en su interior.

Un hardware potente.

El procesador con el que contará la consola es un diseño personalizado de un AMD con arquitectura Zen 2 y RDNA. De forma que contará con 4 veces mas potencia que el procesador de una “Xbox One X” y una GPU que permitirá a los desarrolladores echar mano de 12 TFLOPS de poder, lo que supone el doble de una Xbox One X y casi 8 veces una Xbox One regular.

Velocidad de Shader Variable (VRS) es una de las tecnologías patentadas con las que contará esta consola. Lo que se traduce en un mejor uso de los recursos a la hora de aplicar efectos, lo que permite unos cuadros por segundo mas estables en velocidades altas. Y todo esto con la posibilidad de utilizar el “Hardware de aceleración DirectX para Raytracing“.

Una consola mas intuitiva

No todo es mejorar porque se busque la mayor potencia solo porque sí. Y en Microsoft lo saben muy bien por lo que buscan ofrecer una consola mas intuitiva con una SSD (unidad de estado sólido) el cual permite mundos mas grandes, mas dinámicos y que se cargan en solo instantes. “Resumen rápido” tener varios juegos en pausa es posible en un Xbox Series X.

DLI ( Entrada latencia dinámica) una tecnología que mejora la respuesta entre el control del Xbox y el usuario. Entre menos tiempo le tome a la señal, una mejor respuesta y reflejos del jugador. HDMI 2.1, lo que es igual a mejores tecnologías de respuesta de imágen y mejores tazas de refresco de imágen.

Soporte para 120 fps. La potencia en bruto de la Xbox Series X, permitirá a los desarrolladores exceder la famosa barrera de los “60fps” en pro del realismo o acción de ritmo rápido.

Tecnología de vanguardia, pero que no falte la retrocompatibilidad.

Sabemos que con cada nueva generación, siempre hay quienes volteamos atrás y queremos volver a darle a esos juegos de hace años. Es por ello que la Xbox Series X contará con el mayor catalogo de juegos retrocompatibles ofreciendo así las cuatro generaciones de Xbox: Xbox One, Xbox One 360 y Xbox.

También implantarán por vez primera la tecnología “Smart Delivery” la cual se basa en que dependiendo del juego que queramos comprar, este llegará en el formato de la consola que estemos jugando, de manera que siempre nos ofrezca la mejor versión del mismo, o en pocas palabras, no tengamos que comprarlo mas de una vez.


Sin duda esta próxima generación luce mas prometedora en cuanto el salto tecnológico. Almenos, mayor entre el salto que vimos en la actual generación, y con ambas compañías queriendo ofrecer no solo mejores gráficos, sino unas experiencias mas inmersivas, creo que estamos en el mejor tiempo de ser gamers.

Fuente