Una secuela que supera con creces a su primera parte.

Review por Exchicharito

Spider-Man: Far From Home es la continuación directa de la primera cinta del 2017 en la que vimos a Peter Parker (Tom Holland) convertirse en el discípulo de Tony Stark (Robert Downey Jr.) , cosa que le lleva a Spider-Man tener una relación mas cercana con Iron Man y posteriormente atravesar todos los sucesos de la guerra del infinito, evento que nos dirige a “Far From Home” película que se desarrolla poco después de Avengers: Endgame.

En esta secuela Peter aún se encuentra estresado por los eventos de Endgame y se le nota que no ha podido superar la pérdida de Iron Man, motivo que le lleva querer colgar un rato el traje y aprovechar el viaje a Europa que ha organizado la escuela. En esta parte se explica que pasa con la gente que se desvaneció con el chasquido (Buena ahí Marvel) pues era una de las incógnitas que teníamos al ver porque Peter seguía con sus mismos compañeros de clase.

Ya en Europa es donde se lleva a cabo la trama principal, ya que Nick Fury (Samuel L. Jakcson) introduce a “Misterio” (Jake Gyllenhaal) quien comenta que proviene de otra Tierra y les habla acerca del multi verso y de como es que su Tierra fue destruida por los elementales, seres formados por los elementos: Fuego, Aire, Agua y Roca.

En este punto es donde la película detiene un poco su trama principal y se enfoca mas en las desventuras de Peter por llamar la atención de MJ (Zendaya) lo que termina en un par de situaciones cómicas.

Justo en esta parte es donde se presenta una de las mas recurrentes cuestiones morales de Peter Parker: La relación entre su vida privada y sus responsabilidades como Spider-Man, y más ahora que es un vengador, dato que Nick Fury pone muy en claro ya que ha sido el mismo Iron Man quien dejó su puesto a Peter. Justo aquí comienzan las sorpresas y giros de trama en la película, y abordar en ellos nos brindaría una serie de spoilers que no me gustaría contarles.

Aunque algunos de estos giros podrían tomarse como predecibles, la manera en que se comienzan a resolver, se hace de manera fresca y novedosa, dejando en claro que Marvel sabe muy bien lo que hace con sus franquicias de Super Héroes. Incluso si pones atención, toda la película esta cargada con referencias hacía otros personajes que ya conocemos, ofreciéndonos algunos momentos que te harán soltar una carcajada, hasta otros donde te sorprenderán por la profundidad de los mismos.

Spider-Man: Far From Home de momento se posiciona como una de las mejores películas del arácnido, ya que nos regala combinaciones de escenas muy relajadas con toques simples de comicidad gracias a la naturalidad de sus personajes, además de un par de escenas de acción que te dejarán con la boca abierta por la complejidad de la coreografía con las que se llevaron acabo, sin duda toda una experiencia que tienen que ir a ver.

Como adicional hay dos escenas post créditos llenas de sorpresas.